viernes, 24 de junio de 2016

Grabaciones Caseras: Sobre la permanencia de una canción.

"Pobres de aquellos que nunca cantan
pues se mueren 
con toda la música que llevan dentro" 
Oliver Wendell Holmes 



En los días que todo parece estar quieto, y en los primeras tardes de calor, y en las horas de oscuridad, y en los nuevos amaneceres, vuelvo a tocar mis canciones, o hago alguna nueva, y es para mi siempre una fuente de alegría y de consuelo. Me pregunto a veces como será la vida de la gente que no hace canciones. Supongo que encuentran otras maneras de dar la espalda a la soledad, o de celebrar la alegría. 

Creo recordar que antes de morir, Socrates lamentó no haberse dedicado a hacer música, siempre tuvo, al parecer, la extraña sensación de que en lugar de filosofía debía de haber estado escribiendo música. Y yo a veces me pregunto lo contrario, quizá debía haber dedicado todos mis esfuerzos a escribir historias o a mis dibujos. Me imagino haciendo ilustraciones para libros, o que el viaje astral, fantasía o el hombre gris fuesen cuentos cortos en el estilo de Bioy Casares. 


El viaje astral lo publicamos en el EP  somos puzzles y dragones y es una de mis grabaciones preferidas, las guitarras y teclados de Miguel son geniales, pero esta es la versión que grabé yo solo en mi casa experimentando con el audacity. 

Pero hay algo que hace la música que ni la literatura ni el arte pueden, y es como un truco de magia. Una vez escribes un libro, o haces un dibujo, te abandonan para siempre. Pinta un cuadro y pasa a ser algo inerte, escribe un libro y encuadernas la historia en una cárcel. Otros, pueden leer y ver tus obras, pero tu no puedes volver a escribirlas o dibujarlas. Pero la música late, y resucita cada vez que la tocas. Es un acto de creación en bucle, lo más parecido a viajar en el tiempo.

Por eso en los días que todo parece estar quieto, y en las primeras tardes de calor, y en las horas de oscuridad, y en los nuevos amaneceres, vuelvo a tocar mis canciones o hago alguna nueva, y es para mi siempre una fuente de alegría y de consuelo, y le doy la espalda a la soledad y a la muerte, y celebro la alegría. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada